domingo, 28 de febrero de 2016

Hasta...

A través de la ventana, se ve a la lluvia caer con fuerza, siguiendo la dirección que le impone el viento. La farola, adosada a la pared, ilumina tenuemente algunas gotas, que me permiten darme cuenta, de que efectivamente llueve. Como en aquel viaje, cuando mis sueños estaban tiernos, sin necesidad de ser homologados por la práctica. Miraba, absorto, por la ventanilla de aquel bus, a la lluvia precipitarse contra el suelo, cansada de vivir en su nube.

De eso hace ya muchos años. ¡Qué difícil encabezar una carta a veces! es más fácil perderme en este mar de recuerdos, masa de sensaciones, trozos de tiempo ajados. Pero, en fin, enfrentemos el papel:

"Buenas noches:

No sé cuándo leerás estas líneas, por eso prefiero saludarte desde el momento en el que estoy yo ahora. Siempre me gustaron más las noches, por su soledad, su quietud, su sensación de inmensidad....

Disculpa. Estoy divagando. Lo sé. Pero es que, aunque para ti significará una anécdota más, un segundo más que ha levantado el vuelo desde las agujas de tu reloj....para mí es algo complicado.

Suelen decir que las experiencias de una persona inciden sobre su carácter, insertándose en este, como si de una pieza de barro se tratase,..y formando parte del conjunto paulatinamente. Y, a decir vedad, algo así me ocurrió a mí. ¿Sabes? La gente es muy distinta a como nos gustaría, en muchos casos. No es algo negativo, pero es un hecho innegable. Y cuando encuentras la falta de oportunidad, la traición, la indiferencia...e incluso el olvido...terminas por desistir,

Por eso me quedo, ¿Pensabas que me iba? No, claro que no. Siempre que parece sencillo, no suele serlo. Marcharme supondría renunciar a mi manera de ver la vida, a mis principios...y no. La falsedad es una bruma espesa que cubre ciertos planos la realidad, pero yo prefiero que a mí no me arrope.

Sin embargo, me quedo cambiando algunos patrones. Cierto interés, algún que otro minuto desperdiciado a la espera...mi vida corre por raíles bien cuidados, y su velocidad es alarmante. Ya sabes, subirme o perder los trenes,,,no hay otra,"

Así. Y ahora, la tiro al fuego. Total, la acabas de leer , ¿no?